Accueil / Non classé / Informe sobre la situación de los emigrantes subsaharianos en la Provincia de Nador en el año 2O05

Informe sobre la situación de los emigrantes subsaharianos en la Provincia de Nador en el año 2O05

 

Asociación de Derechos Humanos del Rif Marruecos

Informe sobre la situación de los emigrantes subsaharianos en la Provincia de Nador en el año 2O05

INTRODUCCION :

La inmigración clandestina conoció un notable desarrollo, sobre todo en dirección de la ciudad de Melilla. La provincia de Nador conoció en 2003 grandes operaciones de limpieza, sobre todo en los bosques de la provincia, estas operaciones de limpieza llevaron en 2003 a la detención de 1881 emigrantes clandestinos, mientras el año 2004 vio la detención de 2758 trabajadores y 7749 en 2005, estas estadísticas se recogieron ante oficiales marroquíes (véase cuadro adjunto).

Esos “clandestinos” no solo provienen de países subsaharianos sino que provienen de 42 países de África y de Asia, como de India, de Pakistán, de Afganistán, de Argelia, de Túnez y de Etiopía. Pero la inmigración resultante de los países subsaharianos sigue siendo la más importante, especialmente la inmigración resultante de Malí, de Camerún, de Senegal, debido a su proximidad con Marruecos, y razones objetivas (de orden político, económico, social y religioso) explican estas salidas.

Este informe constituye un seguimiento de las intervenciones que conoce el dossier de la inmigración clandestina, así como un análisis de la situación de los inmigrantes en la provincia de Nador durante el año 2005, en particular después de los últimos acontecimientos que constituyeron un desarrollo notable de la gestión de los expedientes de los clandestinos. En particular, se trata de una ruptura con la situación de los años anteriores cuando los emigrantes podían circular con una relativa determinada libertad en la ciudad de Nador, y los alrededores, para pedir limosna, sin que fuesen sistemáticamente objetos de persecuciones, excepto en algunos casos bastante raros.

 

Pero a partir del domingo 25 de junio de 2005, estas cosas cambiaron, puesto que en esta fecha, un gran grupo de subsaharianos, estimado a 500 personas, llevara un “ataque masivo” sobre la reja que separaba Melilla y Nador. Después de este paso, según las declaraciones que hemos recogido ante un subsahariano que participó a este “ataque masivo”, y a raíz de declaraciones disponibles sobre un testimonio grabado que la asociación PRODEIN a Melilla nos proporcionó, fueron atacados por miembros de la Guardia Civil española y miembros del ejército que les golpearon, antes de entregarlos a los marroquíes, con dinero.

Además, los marroquíes les liberaron en el bosque en este estado, y la organización MSF (Médicos sin Fronteras) se encargó de conducirlos al hospital hassani de Nador, y a continuación hacia el instituto de beneficencia islámico, antes de que estén rechazados a pesar de las heridas, hacia las fronteras maroco-argelinas por las autoridades marroquíes.

Tras estos acontecimientos, los subsaharianos desaparecieron, y se confinaron en los bosques circundantes, con un aumento de las operaciones de limpieza que se acompañó de graves violaciones de los derechos humanos, que vamos a enumerar en este informe.

Seguimos con interés la evolución que este dossier conoció, puesto que siempre hemos estado presentes en los bosques, para conocer de cerca el desarrollo de los acontecimientos y para asistir a los subsaharianos moralmente y materialmente. También hemos asistido a los agentes de prensa nacional e internacional para conocer el desarrollo de los acontecimientos, que acompañamos en los bosques para cubrir los acontecimientos y tomar la imagen real sobre el vivido de los clandestinos.

Este trabajo nos fue útil para la redacción de este informe, que no solo se refiere a la situación de los subsaharianos presentes en la provincia de Nador, sino que se basa también sobre datos recogidos ante la asociación PRODEIN a Melilla, quien ha jugado un papel importante al servicio de la causa de estos subsaharianos a nivel internacional.

La situación de los emigrantes en los bosques :

Los emigrantes subsaharianos se desplieguen en los bosques de la provincia de Nador, (que constituyen para ellos un refugio seguro para escapar a las detenciones de las fuerzas del orden marroquí), donde viven en condiciones dramáticas a la espera de una ocasión propicia para pasar la reja que separa la ciudad de Melilla de la provincia de Nador.

Su número disminuyó significativamente, desde las últimas operaciones de limpieza, puesto que los campamentos que reunían a 100 personas y más, ya no contienen más que 8 personas o menos.

Las razones de esta disminución son de tres órdenes :

1 / las detenciones efectuadas por las fuerzas del orden durante las operaciones de limpiezas en los bosques y en las callejuelas donde se reúnen.

2/ varios de ellos se rindieron a las autoridades con la esperanza de ser repatriados a su país de origen por aviones

3 / su vuelta hacia Argelia en el temor de la llegada del invierno, en particular, las mujeres que dejaron en masa la región. Además de las condiciones atmosféricas difíciles, existe un problema importante relativo a la falta de recursos en agua y en comida, los emigrantes contaban con la adquisición de recursos alimentarios, con el dinero de la limosna o con las ayudas que reciben de los residentes, y las ayudas transportadas por las ONG extranjeras, cosa que es más bien rara. En ausencia de estas tres medias se ven obligados a alimentarse de la descarga pública.

Pero debido a las amenazas que emanaban de las autoridades hacia los residentes, los emigrantes encontraron más dificultades para alimentarse en agua potable, lo que los obliga a recorrer distancias importantes para poder alimentarse.

Las violaciones cometidas por el Estado :

La gestión del expediente de la inmigración conoció un determinado número de violaciones, y esto comenzando por las operaciones de limpieza pasando por las detenciones y terminando por el rechazo, puesto que el no respeto de la ley era una característica fundamental en la gestión de este expediente. Es cierto que un gran número de violaciones se debía a la intervención personal de los ejecutantes, que prefirieron no tomar cuenta de las instrucciones.

Nosotros podemos resumir estas violaciones del siguiente modo :

Primera etapa :

Aunque las autoridades marroquíes, organizan de vez en cuando grandes operaciones de limpieza, sin embargo otras campañas de otra clase se organizan por pequeños grupos de las fuerzas del orden, constituidos generalmente por algunos elementos que se dirigen hacia los emigrantes para imponerles un chantaje financiero, al imponer cánones a cambio de no preocuparlos, y en determinado caso, miembros de las fuerzas del orden proceden por el aislamiento de las mujeres emigrantes, para a continuación acosarlas sexualmente. Se registró un caso de violación, perpetrado por las fuerzas del orden sobre una mujer emigrante de origen subsahariana.

Segunda etapa :

Generalmente, cuando los clandestinos consiguen a franquear la verja y en caso de detención, por la Guardia Civil española, el procedimiento estipula que tienen que ser llevados al puesto de policía para investigación y después hacia el Centro de Acogida para Inmigrantes de Melilla. Pero en un gran numero de casos, este procedimiento no se respeta, los miembros de la Guardia Civil abren las puertas de la verja para suministrar los clandestinos sin siquiera llevar los heridos al hospital. Este traslado se hace pero contra 5 o 20 euros por las situaciones normales, y de 50 a 60 por los emigrantes heridos…a veces solo se les dan un paquete de tabaco.

Tercera etapa :

Cuando los emigrantes están suministrados a las fuerzas del orden marroquíes, se les revisa y se les quita todos sus bienes, (reloj, teléfono móvil, dinero…) y reciben golpes de garrotes en los codos, las manos y los pies, y la cabeza, y están abandonados, la mayoría del tiempo en caso de detención, todo el día sin agua ni comida ; se les pide a menudo obtener dinero para la compra del agua y la comida.

A menudo los “clandestinos” no están llevados a prisión, y se ven retirar sus calzados y empujados a correr descalzados en el bosque, el mismo método es utilizado por los españoles que retiran los zapatos y una parte de las prendas de vestir antes de dejarles ir.

Cuarta etapa :

Tras detenciones, los emigrantes son conducidos a la comisaría principal de Nador, y a continuación en autobús hacia la frontera Argelina-marroquie, cerca de Oujda, donde están abandonados, incluso las mujeres embarazadas, los heridos, los enfermos y los menores.

El número de emigrantes muertos :

La determinación de un número exacto de emigrantes muertos es muy difícil debido a que una serie de muertes se deben a las enfermedades y a otras causas desconocidas. Sucede que los emigrantes que mueren en los bosques estén enterrados por sus camaradas en silencio y en una gran discreción incluso frente a otros emigrantes o frente a la prensa o las ONG que los visitan. El responsable de la morgue del hospital hasani a Nador nos declaró que la única muerte registrada oficialmente en este año es la del camerunés Akabang José Abunaw. Así pues, la determinación del número de muertes registradas hasta ahora se refiere a los emigrantes matados por las fuerzas del orden marroquíes y españolas que ascienden a 17 muertos al menos en Melilla y Nador, y que se presentan del siguiente modo :

Lunes 29de Agosto :

Después del éxito del intento de paso de un grupo de emigrantes constituido de 300 personas, la Guardia Civil española cercó a este grupo y comenzó a aporrearlos, un camerunés quien se llama Akabang José Abuna (nacido el 04/06/1974 a Kuba en el Camerún) recibió golpes procedentes de un miembro de la Guardia Civil con ayuda del palo de su fusil, entre la cabeza y el cuello, y en el hígado, lo que le causó una hemorragia interna en el hígado. Otro congolés también recibió golpes de la misma violencia, lo que le causó graves heridas. Después de que fuese devuelto a las fuerzas del orden marroquí, se procedió a la detención de un grupo, y al transporte del emigrante de nacionalidad congolesa al hospital hasani de Nador, donde se murió de las consecuencias de estas heridas. Otro grupo fue liberado cerca de los bosques, grupo que comprendía el camerunés citado más arriba, bosque donde se murió de las consecuencias de estas heridas, antes de que fuese transportado a la morgue de Nador a raíz de las presiones de las ONG españolas. Justo después de la recepción de estas informaciones nos desplazamos al hospital, en particular al servicio de traumatología, donde vimos a dos emigrantes subsaharianos con fracturas en los brazos, pedimos información al enfermero que los curaba, éste nos declaró : « se trata de un grupo de cuatro personas entradas al hospital el martes 29 de agosto, dos fueron matado por la Guardia Civil española y dos otros golpeados antes de que fuesen suministrados a las autoridades marroquíes »

Uno de los emigrantes entrevistados en el hospital, que se llama Koni Aissa del Burkina-Faso de 21 años, admitido en el hospital bajo el N° 10945, sufriendo una fractura en el brazo izquierdo, y el segundo llamado Taraori Youssef de Ghana, de 22 años, admitido bajo el N° 10944, este último sufrió una intervención quirúrgica en el brazo derecho, a raíz de una fractura.

Por lo que se refiere a los dos emigrantes muertos, el enfermero nos declaró que sus cadáveres se encuentran en la morgue del hospital, el encargado de la morgue nos confirmó las mismas declaraciones, antes de cambiarlas el día siguiente. Esta investigación se hizo en presencia del representante de la AFP el Sr. Abdelfattah Fakahani.

Pero las autoridades marroquíes no reconocen la muerte del emigrante de nacionalidad congolesa, se repatrió el cadáver del camerunés muerto gracias al apoyo de la asociación PRODEIN y ARDH y la asociación islámica de Melilla, así que la ONG Unipaz, con la cooperación del tribunal de recurso de Nador que desempeñó un gran papel, en particular, el Fiscal General el Sr. Ahmed Rachdi y su equipo que facilitó los procedimientos, contrariamente a los otros servicios del Estado que no hicieron ningún esfuerzo, al contrario ellos demostraron una rutina administrativa y una falta de interés deplorables. El abogado Mhamed Zian proporcionó un esfuerzo considerable, que sea a nivel moral y material.

Lunes 12 de septiembre : Muerte de un emigrante subsahariano en el hospital de Melilla, después de su admisión en un grave estado, consecuencia de unas heridas producidas en el intento de ataque masivo de la reja por parte de 200 emigrantes el jueves 8 de septiembre.

Jueves 15 de septiembre :Un emigrante subsahariano recibió una pelota de goma de un miembro de la Guardia Civil española, se le alcanzó en el cuello, y murió a causa de esta pelota.

Otro emigrante de Malí que intentó escapar de las fuerzas del orden marroquí, hizo una caída que le causó graves heridas y que causaron su muerte.

Miercoles 5 de octubre :

Sobre las 21h30 GMT, se encontraron dos cadáveres de emigrantes subsaharianos en un campo de las autoridades marroquíes Rastro Gordo, un cadáver estaba dentro de una manta y el segundo fue encontrado obstruido. Septiembre u octubre : Una embarcación granizada por la Guardia Civil española vio la muerte de un maliense y de dos nigerianos, un superviviente de nacionalidad nigeriana declaró a sus camaradas en el bosque que los miembros de la Guardia Civil española los lanzaron en pleno mar.

Octubre o noviembre : Un cadáver de un emigrante subsahariano fue transportado en una ambulancia al cementerio de Taouima a Nador.

El papel del hospital hasani durante los acontecimientos :

Antes de la evolución que conoció la provincia, no había ningún obstáculo ante el desplazamiento de los periodistas para cubrir la situación de los emigrantes, MSF podía entrar al hospital y curar los heridos.

Pero después de la muerte del camerunés Akabang José Abunaw, el lunes 29 de Agosto, las cosas cambiaron radicalmente, en particular, después de un informe publicado por la prensa nacional que mencionaba la presencia de dos cadáveres en la morgue del hospital, además de un artículo de la AFP.

A raíz de eso la provincia de Nador dio instrucciones a los responsables del hospital para prohibir el acceso a los periodistas, en particular, los representantes de la prensa internacional, y también prohibir el acceso a las ONG, incluso MSF sufrió de esta instrucción y algunos responsables rechazaron las ayudas otorgadas por MSF.

Ningún registro de los cadáveres fue inscrito en el registro del hospital, a parte aquello del camerunés.

Los emigrantes y la criminalidad :

La provincia de Nador conoció grandes campañas de desinformaciones y rumores después del desencadenamiento de las operaciones de limpieza, rumores hablando de crímenes cometidos por los emigrantes contra los habitantes marroquíes, en particular, los que viven cerca de los bosques.

Uno de los rumores habla de la violación de una mujer marroquí muda por los emigrantes, además de otro sobre el asesinato de un joven marroquí por un emigrante con un cuchillo, así como varios otros sobre violaciones de domicilios y robos siempre cometidos por emigrantes contra marroquíes.

Estos rumores contemplan a la legitimación de la violencia ejercida por las fuerzas del orden marroquí, pero constituyen también un medio para la sujeción de la hiel en el corazón del marroquí frente a los subsaharianos, y eso para impedir las reacciones de solidaridad y de compasión hacia los emigrantes por parte de los marroquíes.

Hemos pedido a los marroquíes que viven cerca de los bosques su opinión sobre los emigrantes y todos respondieron que son muy agradables y pacíficos.

Pero después de los últimos acontecimientos, constatamos que estas opiniones cambiaron, incluso entre los vecinos, que declararon que los emigrantes son agresivos y que roban y violan mujeres, pero ningún testigo se manifestó y todos declararon que son cosas que escucharon decir, la misma observación fue hecha por la asociación PRODEIN a Melilla.

La posición de las organizaciones civiles y políticas locales :

Se registró una ausencia total de estas organizaciones durante los acontecimientos, tanto a nivel local, regional como nacional, salvo la red de las Asociaciones del norte de Marruecos para el desarrollo y la solidaridad, que enviaron a dos militantes en compañía de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, que proporcionaron una ayuda financiera, y se les dio información sobre las vulneraciones ejercidas por las autoridades.

La cobertura mediática nacional de los acontecimientos :

Ausencia de una cobertura in situ de estos acontecimientos aparte de los Diarios AL AHDAT AL MAGHRIBIA y el DIARIO HEBDOMADAIRE, que siguió los acontecimientos a Nador y a Melilla.

Por lo que se refiere a las dos cadenas de televisión nacional, hicieron una cobertura partidaria y mostraron las imágenes decididas por las autoridades que los acompañaron en el terreno.

Mientras que la prensa internacional estaba presente, y a pesar de las dificultades con las autoridades, ellos aseguraron una buena cobertura objetiva de los acontecimientos y fueron acusados por las autoridades marroquíes de « trabajar contra los intereses de Marruecos » ha declarado un Pacha de Nador.

Las consecuencias de la gestión marroquí del expediente de la inmigración :

Una de las consecuencias inesperadas fue el desarrollo de un tratamiento de “faits divers”, hacia un tratamiento político que aborda la soberanía de Marruecos sobre Melilla, lo que desconcierta a las autoridades marroquíes, no sólo frente a la opinión pública nacional sino también frente a España, en particular, al nivel de medidas de seguridad tomadas en torno a la frontera, que dieron la impresión que Marruecos protege un territorio que considera como español.

Con los acontecimientos, las autoridades españolas empezaron la construcción de una tercera reja cerca de Beni Ansar a Nador, pero fueron impedidos por las autoridades marroquíes, que prohibieron a los técnicos y obreros seguir las obras en la zona de Molares que dependía de la comarca de Beni Ansar.

Fue lo que empujó el gobernador de Melilla, el Sr. Juan José Imbroda, a exponer delante del Ministro de Asuntos Exteriores la prohibición sufrida por los técnicos españoles para la construcción de la tercera alambra, pidiendo al Gobierno español de cortar las ayudas económicas a Marruecos, que impide la realización de obras en un territorio « ocupado por las fuerzas del orden marroquíes », y denunció los intentos marroquíes para anexar la ciudad de Melilla.

Del lado marroquí, ninguna reacción fue observada, ni por la prensa, ni por los partidos políticos o por las organizaciones de la sociedad civil.

Los intentos marroquíes habían empezado la construcción de una zanja de 3 metros de profundidad y un metro y mitad de anchura, después de haber cortado un gran número de árboles del bosque cerca de la reja, después de las reacciones de algunas organizaciones marroquíes y extranjeras que informaron de las consecuencias políticas de estas obras en cuanto al reconocimiento de la soberanía española sobre Melilla.

Chakib Al Khayari Presidente

 

À propos Responsable de publication